La crisis actual explicada en mil palabras


- Nota publica de GEAB N°17 (18 de septiembre de 2007) -



La crisis actual explicada en mil palabras
Intentemos resumir de manera sucinta (mil de palabras) y comprensible la naturaleza fundamental de la crisis bancaria-financiera actual y su articulación con el conjunto de la crisis sistémica global.

Desde 1945, y más aún después del hundimiento del bloque soviético a partir de 1989, la economía americana se convirtió en el único pilar del sistema financiero y bancario mundial. La desconexión el 15 de agosto de 1971 (1) del valor de la divisa US con el oro (o de cualquier otra contrapartida física, por lo tanto disponible en cantidades limitadas) abrió la vía a un crecimiento exponencial de la cantidad de circulante de Dólares US. La aparición creciente de nuevos polos de producción industriales, tecnológicos o de servicios en el mundo, sobre un fondo de debilitamiento creciente de la formación de los recursos humanos en los Estados Unidos y en consecuencia de la competitividad de la producción estadounidense, implicó un aumento sin equivalente histórico de la deuda americana (pública y privada). Esta deuda se convirtió progresivamente (gracias a la inventiva de los operadores financieros y a la complicidad más o menos ingenua de toda la cadena a bancaria-financiera (bancos centrales, agencias de evaluación, medios de comunicación financieros, políticos, economistas, etc...) en la principal producción de los Estados Unidos.

Servicio de la deuda familiar vs. el ingreso - Fuente Contraryinvestor.com
Servicio de la deuda familiar vs. el ingreso - Fuente Contraryinvestor.com
La llegada de G.W. Bush al poder y de sus ideólogos o especuladores implicó una explosión fenomenal de la producción de este tipo de "valores", las deudas (2), con la activa bendición del Presidente de la Reserva federal del momento, Alan Greenspan (3). Por todas partes la deuda se impuso como el bien más "producido" por la economía dominante: deuda pública, deudas inmobiliarias, deudas automóviles, deudas de tarjetas de crédito (4).... Y el resto del mundo muy contento procedió a comprar este nuevo producto "made in EE.UU", fascinando a las élites occidentales en particular por la increíble inventiva de Wall Street y de su Anexo, la City londinense.

Durante todo ese tiempo, sin embargo, cualquier persona que poseyera dos ojos para ver (es decir ni los expertos, ni dirigentes cuyos ojos solo sirven para leer informes sobre la realidad o artículos periodísticos) lo que ocurría en los Estados Unidos podrían haber observado que contrariamente a Europa o a Asia, el país estaba en un proceso del empobrecimiento generalizado: infraestructuras agotadas (5), educación en caída libre, creciente inmigración de bajo nivel de instrucción, creciente dependencia energética exterior, retrasos tecnológicos múltiples... esta constatación lleva a plantearse inevitablemente una pregunta fundamental: ¿quién pagará o terminará pagando, y cómo, es esta creciente y colosal deuda?

Deuda de EE.UU. pendiente de pago por sectores (1974-2006) - Fuente : Federal Reserve
Deuda de EE.UU. pendiente de pago por sectores (1974-2006) - Fuente : Federal Reserve
Pero, a partir del 11 de Septiembre, pasando por la invasión catastrófica de Irak, el Katrina y la destrucción parcial del Nueva Orleans, y más recientemente al hundimiento del puente sobre Missisipi, todo el mundo parecía, tal como ocurre con los expertos, no ver más que las cifras publicadas por el propio sistema que les vendía el producto "deudas", cifras que por supuesto garantizaban que todo iba bien y que el deudor medio era solvente.

Luego, progresivamente, con la aceleración creciente que comenzó hace alrededor de un año, la realidad, este parámetro que afecta a las ecuaciones cuidadosamente desarrolladas por los expertos e ideólogos, se invitó a las actividades del sistema financiero y bancario. Burbuja tras burbuja (Internet, bienes inmuebles, subprime), las tentativas para aumentar la producción de deudas continuaron, con la esperanza que o la economía real recuperaría el nivel de deuda producida, o el resto del mundo seguiría indefinidamente comprando de la deuda norteamericana y permitiéndoles financiarse con nuevas deudas (cada vez más sofisticadas como las famosas CDOs, (Collaterized Debt Obligations, Obligaciones de deuda colateralizada, títulos respaldado por una cartera con varios tipos de deuda, como bonos, titulizaciones y préstamos.que se suponen comparten los riesgos mientras que en realidad infectaban todo el sistema de tales riesgos).

Pero el estallido de la burbuja inmobiliaria desencadenó una secuencia inevitable, como lo anticipó mes a mes el GEAB desde febrero de 2006, que progresivamente condujo a mediados de 2007 a la toma de conciencia por los grandes operadores bancarios-financieros que el deudor último de esta inmensa fábrica productora de deuda en que se convirtió los Estados Unidos, es decir el consumidor americano medio, ya era insolvente, o llegarían a serlo próximamente (6) en un escenario de recesión que ya empezaba en Estados Unidos (7).

A partir de la Primavera 2007 (punto de inflexión de la crisis sistémica global (véase GEAB N°12 - febrero de 2006), estos grandes establecimientos comenzaron a intentar evaluar su exposición sin tomar realmente conciencia de la crisis ya que, todavía, la práctica, el conformismo, llevaba a pensar que habría un "rebote de la economía norteamericana", que "la caída de los precios de los bienes inmuebles sería breve", que el "empleo se mantendría", que la "inversión de las empresas volvería a resurgir", que "las rentas bursátiles atenuarían las consecuencias del hundimiento de los precios inmobiliarios", etc... todo esto se pudo leer.

En medio del verano 2007, los grandes bancos internacionales debieron admitirlo: jamás se reembolsaría una proporción muy importante (sin embargo todavía seguía sin cuantificar, al no de tomarse exacta conciencia de la crisis en curso) de todas estas deudas. Es muy instructivo observar la evolución del mercado de "documentos comerciales"("Commercial Papers;: Papeles comerciales, Obligación negociable a corto plazo: Títulos representativos de deuda, emitidos con el fin de captar recursos para financiar capital de trabajo. Son papeles con bajos niveles de riesgo y con madurez a corto plazo, generalmente menor de un año.), garantizados sobre activos, esencialmente financieros, que sirve para la financiación de las empresas, clave para entender la actual crisis bancaria y financieras. Como se muestra en el cuadro a continuación, es un puro y simple derrumbe iniciado el pasado agosto.

Papeles Comerciales pendiente de pago garantizados con activos – hasta 22/082007
Papeles Comerciales pendiente de pago garantizados con activos – hasta 22/082007
En vista a los próximos vencimientos, y de sus inevitables compromisos, los grandes bancos han decidido ponerse a acumular liquidez real (y no más pseudo-liquidez como la mayoría de los productos financieros vendidos estos últimos años a millones de ahorristas, basados en última instancia en la deuda de E.E.U.U (8)), y en consecuencia dejan de financiar operaciones potencialmente generadoras de grandes pérdidas. Sobre este tema, dejaron, en particular, de prestarse mutuamente puesto que, todas estuvieron implicadas ampliamente en la especulación basada en las deudas americanas, y en consecuencia se sospechan las unas de las otras de estar más expuestas a la quiebra.

Ya que se trata efectivamente de eso. Y es por eso que el BCE inunda literalmente a los bancos europeos de liquidez. Juan- Claude Trichet debe acordarse del hundimiento del Crédito Lyonnais (9). La crisis del subprime no es más que un detonador. Está, en efecto, el conjunto de la burbuja financiera basada en la deuda americana que está estallando, ya que el consumidor estadounidense esta exhausto al mismo tiempo que la economía americana entra en recesflación tal como descrito por LEAP/E2020 en el GEAB N°16 (junio de 2007). Detrás de los préstamos inmobiliarios de riesgo vienen todos los préstamos inmobiliarios americanos, los préstamos automóviles, los préstamos de las tarjetas de crédito US... que de ahora en mas harán frente a una suba exponencial de tasa de incobrables (la deuda pública sigue esa tendencia con la devaluación del Dólar y la de los Bonos del Tesoro US).

Los más sagaces de las actividades bancarias globales y de la esfera financiera (lo que excluye a la mayoría de líderes de los grandes de los actuales bancos internacionales) saben que en los seis meses que vienen algunos sectores enteros de actividad y de sus respectivos resultados desaparecerán o registraran pérdidas.

Deuda externa de EE. UU.  - Fuente: US Department of the Treasury / Dollardaze
Deuda externa de EE. UU. - Fuente: US Department of the Treasury / Dollardaze
Y como el contagio a la economía real ya está en marcha, no sólo en los Estados Unidos, también a la totalidad del planeta, lo que sigue es el hundimiento de los mercados inmobiliarios británico, francés y español para fines del año 2007, mientras que Asia, China y Japón van a tener que enfrentar, simultáneamente, la caída de sus exportaciones al mercado americano y la rápida desvalorización de todos los activos en Dólares US ( como bonos del tesoro, acciones de empresas, etc...).. por otra parte, el gráfico anteriormente muestra claramente los países que van a sufrir los choques más fuertes a consecuencia del colapso de la burbuja de endeudamiento estadounidense, es decir Japón, China, el Reino Unido y países exportadores de petróleo en Dólares estadounidenses.

El equipo de LEAP/E2020 tiene dos interrogantes para los que no tiene respuesta precisa: ¿cuánto expertos, bancos centrales, periodistas financieros, políticos pro estadounidenses fascinados por América serán capaces de comprender esta secuencia de fenómenos que cuestionan tan profundamente su visión del mundo? Y lo harán a una velocidad suficiente, sin esperar supuestos "saltos" y “rebotes”de una América que hoy no tiene ya nada que ver con la de mediado del siglo XX.
Se ha abierto una carrera entre la realidad y la teoría: la crisis sistémica. En este tipo de problemas siempre el ganador es la realidad. Los responsables, si son lúcidos, pueden evitar una colisión brutal y frontal con los hechos, evitando a sus pueblos daños mayores. En el mundo, los próximos meses permitirán separar el trigo de la cizaña en lo que a eso respecta.

Lo cierto es que LEAP/E2020 en cambio, está convencido que la "Muy Gran Depresión de EE. UU." anunciado para 2007 está próxima y que tendrá consecuencias sin parangón con la crisis de 1929, incluso aunque algunos indicadores comunes a ambas crisis están en rojo desde hace unos meses, y aunque 1929 sigue siendo el último punto de comparación en la Historia moderna (10).

----------
Notas:

(1) Para mas información: fuente Sherbrooke University, Canada.

(2) Para una visión impactante de este aumento de las deudas de los E.E.U.U., puede ser útil visitar este Web site: U.S. National Debt Clock

(3) Alan Greenspan quiere ahora reescribir la historia y decir que no tiene nada hacer con la debacle financiera actual de su país (fuente: New York Post, 09/14/2007); si embargo el fue uno de los fervientes promotores de uno de los disparadores principales de la crisis de hoy, es decir las hipotecas de tarifa ajustable (fuente Slate, 02/27/2004).

(4) Las acometidas del consumidor de los E.E.U.U. en su tarjeta de crédito en una tentativa por mantener su estándar de vida, después de que él se despertara de su sueño de hipotecas eternas, está a punto de producir nuevas contratiempos a las grandes instituciones financieras dentro de algunos meses. Fuente: Sioux City Journal / AP, 14/09/2007 De la Ciudad De Sioux

(5) por ejemplo, la sociedad americana de ingenieros civiles estimaba enUSD 1.600 mil millones en 5 años las inversiones requeridas para poner nuevamente las infraestructuras de los E.E.U.U. en orden (caminos, puertos, aeropuertos, abastecimiento y distribución de agua, presas...). Las décadas de la incompetencia colectiva se han convertido así una cuenta gigantesca que pesa en el futuro de cada ciudadano de los E.E.U.U.. Fuente: American Society of Civil Engineers.

(6) La insolvencia de consumidor estadounidense se describió en el GEAB 9 (diciembre de 2006).

(7) El caso del mercado del automóvil estadounidense, derrumbándose y experimentando pagos atrasados de ventas ya hechas, es elocuente. Fuente: The Columbus Dispatch, 02/09/2007

(8) Cf. al respecto, LEAP/E2020’s advices in GEAB N°17 (September 2007)

(9) Cf. GEAB N°17

(10) Cf. GEAB N°17 sobre la comparación entre la crisis de 1929 y la crisis de 2007.

Mercredi 12 Mars 2008
LEAP/E2020
Lu 52034 fois


In der selben Rubrik:
1 2 3 4 5 » ... 13

GEAB N°86 – Contenidos

- Publicado 15 de junio de 2014 -

Crisis global sistémica - la gran reconfiguración geopolítica mundial
Después de casi 6 años de bloqueo de la evolución normal de la transición sistémica, provocado por una inundación de dólares que ha acabado en una reactivación artificial de la adicción mundial a la moneda estadounidense, la historia vuelve a su curso.… (pág. 2)
Leer anuncio públic

Estados-Unidos 2014-2015: los dominós de las jubilaciones, los Munis y el dólar
Numerosas fisuras se propagan desde el exterior: por ejemplo, el reto a la dominación estadounidense de China y Rusia. Pero de las fisuras del muro del dólar las mas graves son los mercado de bonos municipales (Munis) y el sistema de jubilaciones de Estados Unidos.… (pág.19)
Suscríbase

Bancos centrales – lo que revela la coexistencia de QE y deflación del sistema financiero occidental
El sentido común (o más bien, el sentido económico) querría que el abuso de la creación de moneda, particularmente en Estados Unidos y Japón, generara inflación – o hiperinflación visto la cantidad de dinero inyectada en el sistema. Y sin embargo nada de eso ocurre. ¿La deflación e creación de moneda se han confabulado en Estados Unidos o en Europa? ¿Cómo es posible? (pág.25)
Suscríbase

Inversiones, tendencias y recomendacioness
El chantaje del caso BNP
Suficientemente grandes para multar
Alternativas de inversiones financieras… (pág.30)
Suscríbase

GlobalEurometer - Resultados y análisis
Si bien ciertos puntos financieros, como el riesgo de quiebras bancarias o el temor a perder dinero, parecen inquietar menos, por primera vez desde hace unos meses vemos signos de debilitamiento de la confianza en la moneda europea… (pág.35)
Suscríbase